Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/elprogre/public_html/Connections/noticias.php on line 9
El Progresista
Últimas Noticias

Anterior / Siguiente

Publicaciones

Asesinato de Chávez: la CIA se niega a contestar

Imagen del artículo

 

13-04-2013

La Agencia Central de Inteligencia, CIA, dijo no confirmar ni negar si tenía conocimiento, o participación, en un complot para envenenar o asesinar de otra forma al fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez.

En respuesta a una solicitud a través de la ley de Libertad de Información (FOIA sigla en inglés) presentada por la Fundación Asociación por la Justicia Civil (Partnership for Civil Justice Fund, PCJF, siglas en inglés) de Washington, DC, la CIA ha emitido una respuesta oficial afirmando que “no confirmará ni negará la existencia o no existencia de archivos que respondan a” la solicitud de PCJF.

Por fuerza de ley, la CIA tiene prohibido llevar a cabo o conspirar con otros para asesinar. Sin embargo la CIA ha declarado, en respuesta a la solicitud de hacer públicos los documentos relacionados con este plan de asesinato, que “el hecho de la existencia o no de los archivos solicitados es un secreto legal y corresponde a información de métodos y fuentes protegidos para que no se divulguen.”

La agencia también cita la Ley de la CIA de 1949, Sección 6, que indica que la respuesta a la solicitud de la PCJF “requeriría la publicación o divulgación de la organización, funciones, nombres, títulos de oficiales, salarios, o el número de personal empleado por la Agencia . ”

El esfuerzo del gobierno de Los Estados Unidos de debilitar al Presidente Hugo Chávez, ¿incluyó la participación en un asesinato del líder popular? No es ningún secreto que el gobierno de EEUU estuvo involucrado en una campaña de varios años para desacreditar a Hugo Chávez como presidente de Venezuela. El propio Chávez afirmó que el gobierno de Bush estuvo involucrado en el fallido golpe del 2002 que llevó a su expulsión temporal. Wikileaks publicó recientemente un cable del 2006 de la Embajada de EEUU en Caracas esbozando una sofisticada estrategia estadounidense de 5 puntos destinada a derrocar a Chávez.

“La CIA tiene un largo historial de intentos de asesinatos de líderes políticos”, dijo Mara Verheyden-Hilliard, Directora Ejecutiva de la PCJF. “Si la CIA no tiene los documentos requeridos, respecto a lo que debería ser una actividad ilegal, ¿por qué no lo dice? Por un lado están afirmando a que no participan en planes de asesinato y por otro dicen que la información relacionada a este tipo de intento de asesinato ilegal será clasificado (secreto) y protegido como información de inteligencia. Creemos que el público tiene derecho a la divulgación de cualquier actividad ilegal”.

“Sabemos lo que la política del asesinato establece”, dijo Carl Messineo, Director Jurídico de la PCJF. “Esta petición exige la realidad de las actividades de la CIA. Estamos apelando esta respuesta de la CIA y nos preparamos para tomar la acción legal que se necesite.”

A raíz de las audiencias del Comité Church que expusieron las actividades ilegales de la CIA de espionaje nacional y asesinatos en el extranjero, el entonces presidente Gerald Ford emitió la Orden Ejecutiva 11905, 18 de febrero 1976, que le prohibió a la CIA participar en asesinatos políticos. Esta orden fue sustituida por la Orden 12036 firmada por el presidente Jimmy Carter en enero de 1978 y que refuerza la prohibición de asesinatos.

Esta orden dice: “Ninguna persona empleada o que actúa en nombre del gobierno de los Estados Unidos debe involucrarse o conspirar en asesinatos”. Esta misma prohibición y con idéntico lenguaje continuó con la Orden Ejecutiva 12333 sobre actividades de inteligencia firmada por el presidente Ronald Reagan en 1981.

La propia CIA anuncia en su página web que no lleva a cabo asesinatos y que está explícitamente prohibida “de participar, directa o indirectamente, en asesinatos.” Sin embargo, en respuesta a una directa solicitud de registros de si posee información que podría implicar a la CIA en actividades ilegales de asesinato, esta se niega a buscar en sus archivos. No ha salido con las manos vacías ni ha indicado que los registros no existen.

Millones de personas en los Estados Unidos, Venezuela y América Latina quieren saber si el cáncer de Chávez se indujo de alguna manera por envenenamiento o por una operación encubierta que lo expuso a las toxinas que causan cáncer.

La CIA ha replanteado su posición: “no se lo diremos y no tenemos por qué decírcelo.”

La respuesta de la CIA, en inglés, y el original de la solicitud de la FOIA se pueden leer en el sitio web de PCFJ: http://pcjf.org

La Fundación Asociación por la Justicia Civil (Partnership for Civil Justice Fund, PCJF, siglas en inglés) es una organización sin fines de lucro, de leyes, derechos constitucionales y educativa que, entre otras cosas, tiene como objetivo garantizar la responsabilidad constitucional dentro de las prácticas policiales y la transparencia en las operaciones del gobierno.

El PCJF presentó la demanda legal y colectiva del primero de octubre, 2012, contra la policía de Nueva York por el arresto masivo de más de 700 manifestantes en el Puente de Brooklyn. Ha llevado casos de demanda colectiva cuando 1.000 personas fueron detenidas falsamente durante protestas en Washington, DC, lo que resultó en un acuerdo legal de $22 millones y en importantes cambios en los métodos policiacos.

El PCJF condujo un exitoso litigio en Nueva York que desafió la prohibición de 2004 sobre protestas en el Great Lawn del Central Park. El PCJF en conjunto con la Asociación Nacional de Abogados en Oakland, CA, desafiaron legalmente las tácticas policiales de detención masiva. Ganaron una decisión unánime de la Corte de Apelaciones de Washington DC que encontró inconstitucional el estilo militar sin precedentes del programa de control policiaco.

El PCJF descubrió y reveló que la policía de Washington DC implementó ilegalmente un programa de espionaje y de provocación en el cual oficiales fueron enviados en misiones para infiltrarse como activistas políticos en grupos pacíficos y legales.